Por qué luchamos

Por qué creamos acción/2015

El 2015 fue un año decisivo para el planeta y sus habitantes.

Dos cumbres cruciales de la ONU hacia fines de 2015 dieron la oportunidad de provocar un cambio de gran impacto.

La cumbre de septiembre dio lugar a los nuevos objetivos globales, un marco para terminar con todas las formas de pobreza, discriminación y desigualdad. La otra cumbre de diciembre estableció una serie de nuevas acciones por el clima, un paso crucial para lograr un planeta más seguro. Estos compromisos asumidos en su conjunto sentaron la base para tratar los desafíos mundiales más apremiantes.

El 2015 fue el año en que necesitamos hacer saber a los líderes mundiales que los estamos observando y que queremos decirles exactamente lo que esperamos que hagan. Estuvimos presentes en un momento decisivo para el futuro del planeta y sus habitantes. Aceleramos la acción para cerciorarnos de que ningún individuo o país quedara en el olvido. Lo que sucedió en 2015 tendrá un enorme impacto en nuestro futuro.

Ya hemos hecho un progreso, hemos reducido a la mitad los índices de pobreza extrema y de mortalidad infantil prevenible y hemos logrado un progreso palpable en la protección de la capa de ozono.
Hicimos campaña en causas como el derecho al acceso a medicamentos antirretrovirales para el tratamiento del VIH, la vacunación infantil y la protección del medio ambiente, lo que prueba que cuando nos unimos podemos hacer diferencias.

planet

¿Cómo intervenimos?

Las decisiones adoptadas en las dos reuniones de septiembre y diciembre de 2015 ayudarán a dar forma al destino de la próxima generación y de muchas más generaciones venideras. Por lo tanto, fue vital que los líderes asumieran las responsabilidades de este desafío e hicieran que estos planes fueran lo más ambiciosos posible.

Juntos hemos llevado a cabo más de 31 millones de acciones en más de 157 países. De Indonesia a Irán, de Burkina Faso a Brasil, de Londres a Lima, por todas partes, millones de personas alzaron sus voces para exigir un futuro mejor para el planeta y sus habitantes. El 2015, hemos demostrado la magnitud y el alcance del apoyo público por una acción ambiciosa, a la vez, hemos dado un mandato incuestionable a nuestros líderes para que cumplan sus promesas.

Como un movimiento mundial de ciudadanos, alzamos nuestras voces para las generaciones futuras.

people

Nuestras acciones

En 2015 comenzamos nuestro camino hacia un mundo mejor.

Dos cumbres históricas en 2015 proporcionaron una oportunidad única para acelerar el cambio. Sin embargo, la presión pública fue esencial para aumentar la ambición de estos acuerdos, crear la voluntad política y convertir las promesas sobre un papel en soluciones reales.

Juntos, presionamos a los responsables de adoptar decisiones a través de:

  • La creación de una plataforma global para el cambio que demostró la magnitud de nuestro llamado a la acción. Las 31 millones de acciones llevadas a cabo durante el año demostraron que los Objetivos Mundiales para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo Climático engloban las metas y los acuerdos de la población. Juntos hemos dejado en claro que los líderes del mundo y la ONU deben rendirnos cuentas.
  • La difusión de noticias sobre las Objetivos Mundiales para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo Climático a millones de personas para asegurar que el público esté enterado de los compromisos que han adquirido sus gobiernos y que tendrán que rendirnos cuentas en años venideros.
  • La puesta de relieve del modo en que los temas fundamentales de nuestro tiempo —la pobreza, la desigualdad y el cambio climático— están relacionados entre sí. Abordar los temas del cambio climático y de poner fin a la pobreza y la desigualdad son dos caras de la misma moneda. No podemos lograr un desarrollo sostenible sin abordar el tema del cambio climático y, por otro lado, no podemos afrontar el cambio climático sin abordar las causas fundamentales de la pobreza, la desigualdad y modelos de desarrollo insostenibles.
  • El aprovechamiento de la fuerza, la experiencia y los recursos de las campañas globales y las coaliciones nacionales que unieron a los diversos movimientos y ciudadanos alrededor del mundo. Estos vínculos, forjados durante la campaña, consolidarán la capacidad de la sociedad civil, incluidas aquí las comunidades locales, grupos de fe, sindicatos y organizaciones no gubernamentales, para lograr que los líderes rindan cuentas.

acción/2015 finalizó el 1 de enero de 2016, pero no así la campaña de la sociedad civil para el cambio. Millones de personas se unieron en acción/2015 para hacer campaña por una serie de objetivos ambiciosos y un firme acuerdo internacional por el clima.

Ahora es el momento de que los líderes del mundo demuestren ambición y transformen los compromisos que asumieron en 2015 sobre un papel en una realidad para millones de personas alrededor del mundo y los conviertan en cambios positivos ambiciosos, y completen su trabajo en 2016 y en los años venideros.

hands